lunes, 12 de julio de 2010

LA RECARGA O CAMBIO DE CARGADOR EN LA PISTOLA SEMIAUTOMÁTICA

Dentro de cualquier plan de formación o de actualización del profesional armado, debería ser una de las asignaturas pendientes, ya que son muchos los que conocen la teoría, pero pocos los que llevan a efecto la práctica.

He podido comprobar en mis clases, como el 80% aproximado de los tiradores, cuando acaban una secuencia de disparo o ejercicio de tiro, y el instructor dispone un cambio de cargador, éstos desconocen la ubicación del mismo, como sacar el vacío o con menor número de cartuchos de la pistola con celeridad e introducir el lleno sin trabas, como soltar la corredera, etc.

Asimismo son muchos los profesionales que habitualmente solo portan un cargador de servicio, haciendo gala del aquel viejo dicho que reza “lo que no vayas a solucionar con 5 o 10 cartuchos, no lo vas a solucionar con 25 o 30”. Normalmente a esta afirmación y a otras de similar índole suelo responder, que yo prefiero llevar 30 cartuchos y no necesitarlos que necesitarlos y no llevarlos, además de que nunca una intervención o enfrentamiento es igual a otro, y nunca podremos predecir que tipo de arma, o que cantidad de munición va a portar un posible agresor.

De forma general se puede decir que existen dos momentos en los que realizar un cambio de cargador, con sus posibles variantes, dando lugar estos momentos a lo que se conoce como cambio táctico de cargador o recarga táctica y cambio de emergencia o recarga de emergencia.

Se entiende por “cambio táctico de cargador o recarga táctica”, aquella maniobra que se realiza sin haber agotado los cartuchos que llevamos en el cargador con el que iniciamos la secuencia de tiro, sin desprendernos del mismo, y teniendo la pistola alimentada con un cartucho en la recámara. Es decir, en previsión de tener que abrir fuego efectivo y ante la posibilidad de quedarnos sin munición en un momento crucial, realizamos el cambio de cargador, pero sujetando o asegurando el primer cargador ya que sus cartuchos pueden llegar a hacernos falta en el transcurso del enfrentamiento armado.

video

Existen varias formas de realizar este tipo de cambio de cargador, unas más simples, y otras que requieren de una mayor complejidad motora, las cuales requieren mayor entrenamiento.

Personalmente prefiero las de mayor simplicidad, dado que tenemos que tener presente que en el transcurso de un enfrentamiento real, nuestras capacidades se verán mermadas por múltiples factores, entre ellos los nervios, pero que también deben ser conocidos por el tirador.

Normalmente indico en mis clases a la gente que para realizar el cambio táctico de cargador es mejor servirse de ayuda de un bolsillo de nuestro pantalón o del borde del propio pantalón, que intentar sujetar ambos cargadores en una mano. Con entrenamiento se puede realizar ese tipo de cambio sujetando ambos cargadores en una mano, posicionando uno de ellos entre los dedos meñique y anular de la mano débil, pero en una situación de estrés tendremos muchas posibilidades de que se nos caiga, o perderlo, si no tenemos el movimiento interiorizado.

El modo de ejecución, sería, retirar el cargador usado e introducirlo en el bolsillo, y aprovechando el momento de subir la mano débil nuevamente hacia la pistola, arrastrar el cargador lleno desde el porta cargador hacia la pistola.

Por “cambio de cargador de emergencia o recarga táctica", entendemos la que se realiza en el momento que agotamos la munición del cargador que portamos en el interior de la pistola, procediéndose en ese momento al cambio de cargador, debiendo asimismo alimentar la recámara de la pistola.

video

Por norma general, en casi la totalidad de pistolas semiautomáticas, salvo avería o mala manipulación, al agotarse la munición del cargador, la teja elevadora del propio cargador hace retener la corredera en su parte más retrasada, por lo que solamente nos restará dejar caer el cargador vacío, introducir el lleno y soltar la corredera para alimentar la recámara.

Existen varias forma de soltar la corredera, a través de actuar sobre la pieza de retenida con la mano fuerte, con la mano débil, o tirando de la corredera con la mano débil, siendo éste última forma de la que yo soy más partidario, ya que con las anteriores si no tenemos los dedos lo suficientemente largos, desharemos el empuñamiento.

Otra de las cosas que aunque comente en último lugar tiene gran importancia es la colocación del porta-cargador y los cargadores en su interior. Yo personalmente los llevo en la parte opuesta a donde porto la pistola, es decir en la cintura en la parte izquierda, donde tengo un buen acceso a los mismo. Asimismo coloco los cargadores, de forma que el proyectil de los mismos quede orientado hacia delante, de modo que al cogerlo pueda tocar con la yema de mi dedo índice de la mano débil al propio proyectil. Lo hemos dicho en otras entradas, esta es la forma que nosotros empleamos, pero no es la única, simplemente la que a nosotros nos va bien.

A modo de finalización de este artículo os diré, que el cambio de cargador o recarga idónea será aquel en el que combinemos la velocidad de ejecución con la seguridad de resolución en la maniobra.

16 comentarios:

  1. Jodido lo tenemos en la recarga táctica con el nuevo uniforme y el meterlo en la cintura, con la barriga cervecera de algunos, no se yo... ;-)

    Sherlock Hound

    ResponderEliminar
  2. -- Muy buenas, buena página estais montando, os he leído en casi todos los artículos y me parecen muy buenos realmente, he encontrado algún pequeño error pero que no merece la pena ni resaltar porque era más de sintaxis que de contenido y lo que importa realmente es el conocimiento y el saber hacer que se os nota de lejos, (vuestras horas le habeís hechado porque hacer el cambio de cargador así no es tan fácil como parece).
    - Bien, quería tambien haceros una anotación de la que seguro ya os habreís dado cuenta, hay personas que se dedican a este tema a los que les gusta creer que son los mejores y para las que los demás somos unos ineptos o poco menos, seguro que así se sienten mejor creyéndose Lucky luke cabalgando sólo por el desierto y cuando alguien intenta hacer algo bueno, aprender y enseñar lo aprendido...parece que le rasca y se intenta justificar y reafirmar criticando a quien empieza en este "inmenso" mundo de las armas, por no conocer en profundidad un, aunque importante, pequeño tema si lo comparamos con las necesidades básicas del policía de la calle. Seguro que ya sabeís de que tema y persona hablo, no os fieis, que hay muchas envidias y quien se dedica a escribir (cobrando por ello claro) más que a aprender y enseñar, y casi siempre criticando al resto de instructores, pues a mi parecer no es persona de fiar.-
    - Uno de sus últimos artículos además, es un plagio de uno del Coronel Rex Applegate y es que criticar es muy fácil y plagiar tambien.
    -- Bueno chicos, no quería en mi presentación soltar mucho rollo pero es que me fastidia que se nos critique por la espalda y en un medio de difusión importante dentro de este "mundillo", os mando un fuerte saludo y espero que sigais así.
    -- Soy un "amigo en la sombra" y como decían en una antifua y famosa serie: "Tengán cuidado ahí fuera".-
    --Estaremos en contacto.-

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tus comentarios amigo "El Santo", ya me diras en un privado quien eres y a quien te refieres. Nosotros solamente hacemos esto por que nos gusta, jamas despreciamos la opinión de nadie, ni al que dice saber menos, pues de todo se aprende y de todo se saca partido.
    Esperamos poder contar contigo por aquí, y te mandamos un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno el video del cambio táctico, realmente este blog está muy bien, se lo he pasado a varios contactos.

    No había escrito hasta ahora, pero te leo a menudo, sigue así, creo que está muy bien.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias Ruben por seguirnos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Magnifico Blog, soy un pepi de los que juran en octubre que de momento me gusta estar correctamente formado respecto a mi herramienta de trabajo, espero que me dure muchos años. Me gustaria que hicierais un articulo sobre nuestra querida 28 pk, para los que aun la llevamos :D

    ResponderEliminar
  7. Sr. VILA muy bueno los videos pero yo quiero ver los impactos jajajajajja, dime como hacerte llegar unos videos a ver que te parecen. Un saludo DAMON

    ResponderEliminar
  8. Hola amigo Damon, ahí esta el truco en no mostrar los impactos, jajajajajaja.

    Los videos si quieres te paso mi correo y me los mandas. Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Sobre lo del compañero que jura en octubre, espero que continuen tus ganas de seguir actualizándote y formándote.
    Tenemos en mente hacer un tuto de la 28 PK, con prueba de disparo y truquillos, pero ahora estamos de vacaciones. Despues del 15 de agosto lo tendremos. Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Sois la demostración de que en el tiro (como en casi todo lo bueno) menos es mas. Ya se echaba de menos un poco de sentido común, y el planteamiento que haceis de la recarga táctica es infinítamente más operativo que los malabarismos que plantean algunos "illuminati".
    Mientras sigo planeando la reconquista de las vascongadas os estaré vigilando, Jua Jua Jua.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. muy buen blog les adradesco toda su capacidad e inteligencia q me pueden brindar muy buena informacion y los videos se pasan

    ResponderEliminar
  12. Saludos a todos. Felicidades por el blog, os animo a no parar. Soy miembro del CME. Os escribo para comentaros que vuestra aportación respecto al cambio táctico es, para mi también, la mejor opción. Hay un párrafo en que comentas que con entreno, el cambio táctico haciendo uso de los dedos para sostener ambos cargadores es una opción. Hablas de los nervios como dificultad para conseguirlo realizar con total exito. Desde mi modesta opinión, el problema iría más allá de los nervios, pues todos habremos oido hablar en alguna ocasión de la aparición y efectos del cortisol, adrenalina y noradrenalina vinculados al estres de combate y su efecto sobre las habilidades motoras finas, a las cuales corresponde el uso de los dedos de las manos, por ejemplo. Así pues, por mi parte descartaría del todo cualquier manipulación de los cargadores que deba efectuarse recurriendo a esas habilidades mientras estemos enfrascados en un enfrentamiento armado. Me quedaría con la opción que presentáis sin ninguna duda y la entrenaría cotidianamente. Muchas gracias por permitir nuestra participación y felicidades, una vez más, por la iniciativa.

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar